15.10.13

Lenka Reinerova




: Siempre me ha gustado examinarlo todo con las manos.
La primera vez que amé de verdad 
creía que mis manos podrían expresar
lo que mi boca no se atrevía a pronunciar.
Las manos dicen mucho de una persona :

"El olvido es caprichoso.
Incluso las cosas y los sucesos más fundamentales
se pierden como por sí solos en el olvido,
impiden que se les revise de nuevo.
Otros, por el contrario, permanecen
vivos para siempre,
grabados en lo más profundo de la
cabeza y del corazón"

{ Dónde está el punto que separa
la desesperación de la voluntad de vivir }

: Organizar la belleza de la vida :


No hay comentarios: