29.8.16

Sepúlveda Luis

" En el comienzo de los tiempos,
se dispuso que los animales y los hombres
no se entendieran hablando,
sino a través de los sentimientos expresados
con la forma de mirar.
Quién no advierte tristeza en los ojos de el caballo,
que luego de ser domado todavía siente
su pérdida de libertad bajo los cascos ?
Quién no percibe la pesadumbre en la mirada
de el buey atado al yugo y alejado de la pradera ?
Quién no percibe su pequeñez al mirar
las pupilas del cóndor soberano 
del cielo más alto "

No hay comentarios: